Historia

IMG_7219.JPG

La Biblioteca de la Facultad de Lenguas es una biblioteca universitaria y pública. Se inicia hacia 1926 con el entonces Instituto de Lenguas y continúa acrecentando su colección y servicios hasta nuestros días. 

Su principal objetivo es atender los requerimientos de docencia, estudio e investigación de profesores, alumnos y egresados de las carreras de grado y posgrado de la Facultad. Como biblioteca pública sirve a toda la comunidad y a quienes asisten a los cursos de idiomas del Departamento Cultural y la Secretaría de Extensión de la misma Facultad. 

Desde 1986, lleva el nombre de "Emile Gouiran", profesor francés que vivió y actuó en Córdoba entre 1932 y 1945, realizando una destacada labor docente en nuestra casa y en la Universidad. En 2004 se otorga el nombre de “Profesor Dr. Oscar José Santucho” a la sala de la colección de Referencia e Inglés, y el de “Profesora Emérita Doctora Pierina Lidia Moreau” a la sala de Referencia. Homenaje merecido a quienes se desempeñaron como docentes de la Facultad y benefactores de la biblioteca. 

Actualmente la Biblioteca se encuentra ubicada en el nuevo edificio de la Facultad de Lenguas ubicado en la Av. Valparaíso s/n, Ciudad Universitaria.

Emile Michel Gouirán vivió y actuó en Córdoba entre 1932 y 1945. Había nacido el 12 de diciembre de 1908 en Provenza, al sur de Francia, donde cursó estudios secundarios y universitarios. En 1931 se licencia en Filosofía y Letras en París. Al año siguiente, designado “profesor de francés con misión especial”, se traslada a Córdoba, Argentina. 

Durante los trece años de su permanencia en esta ciudad, desarrolla una actividad intensa, variada y prestigiosa. Trabajó como docente universitario y fue propulsor de la lengua y la cultura francesa, tanto en su faceta de escritor y como en su perfil de filósofo.

Ejerció como profesor de francés en la Universidad Nacional de Córdoba desde el 1º de junio de 1932 hasta el 31 de marzo de 1945, tanto en el Colegio Nacional de Monserrat, como en el Instituto de Idiomas.

Organizó en el Monserrat los programas de enseñanza e incorporó a los mismos el estudio de la literatura francesa. Su actividad en el Instituto de Idiomas que funcionaba desde 1926, lo convirtieron en una institución consagrada a la formación de docentes de idiomas extranjeros.

El rigor científico y la disciplina que tanto apreciaba el profesor Gouiran, se manifestaron en otros ámbitos universitarios: el Instituto de Filosofía, creado el 13 de junio de 1934, donde fue su primer Secretario-Director, y el Instituto de Humanidades creación de 1940, antecedentes inmediatos ambos, de la Facultad de Filosofía y Humanidades.

Su tarea no se limitó al ámbito universitario sino que colaboró en la fundación de la Alianza Francesa de Córdoba y publicó artículos y recensiones en diarios de Córdoba y Buenos Aires, en las revistas de la Universidad, en “Sur”, “Criterio” y “La Voix de France”. Participó en programas radiales y conferencias, además de publicar varios libros de poemas, teatro, crítica literaria y filosofía.

La imposición de su nombre a la Biblioteca y el descubrimiento de la placa recordatoria se hizo el 12 de diciembre de 1986, con motivo del cincuentenario de la primera promoción de profesores de francés. Fue una manera de conmemorar la vida de una persona ilustre y sencilla al que Córdoba y la Universidad le deben reconocimiento, por sus esfuerzos y logros en favor de los ideales del saber.

Profesor Doctor Oscar José Santucho, 1938-1988, se denomina la sala de lectura y hemeroteca. Se destacó en la docencia por su energía e innovación pedagógica en los dos años que ejerció en la Escuela de Lenguas de nuestra Universidad, lugar donde había estudiado para Profesor y Traductor de Inglés. 

Comenzó a enseñar en la Escuela de Comercio de Reconquista, viajó luego al Reino Unido para seguir perfeccionando sus estudios de idioma y años más tarde se estableció becado en los Estados Unidos, donde alcanzó el grado de Master of Arts y el Doctorado en Inglés.

De regreso a Argentina trabajó en la Escuela de Aviación Militar hasta que decide volver a los Estados Unidos para ejercer el cargo de Profesor en el nivel universitario. Su talento especial para la lengua le permitió competir y ganar un espacio académico en un país extranjero, dictando asignaturas para estudiantes estadounidenses.
La Biblioteca de la Facultad de Lenguas recibió como donación su biblioteca particular.

Dra. Pierina Lidia Moreau (1928-2004), se denomina la sala de Referencia. Nació y vivió en Córdoba. Cursó estudios de lengua y literatura francesa en el Instituto de Idiomas, base de la actual Facultad de Lenguas. Obtuvo la Licenciatura y el Doctorado en Paris en la Facultad de Letras de la Sorbona. Su tesis sobre Leopoldo Lugones, mereció en su versión castellana, la Medalla de Oro del Fondo Nacional de la Artes en 1971.

Fue profesora en las universidades Católica y Nacional de Córdoba. Enseñó en la Facultad de Filosofía y Humanidades y en la Facultad Lenguas hasta su jubilación en 1995.

En 2001 fue designada Profesora Emérita por la Facultad de Lenguas y Defensora de la Comunidad Universitaria, dependencia donde imprimió el sello de responsabilidad y compromiso que caracterizaron su dilatada trayectoria académica.

Su permanente y ardua labor en pos de la cultura y de la literatura de Francia, la convirtieron en un pilar fundamental para su difusión en el país, mientras que su producción como investigadora trascendía a los medios científicos y universitarios extranjeros.

Participó activamente y organizó, jornadas, congresos, seminarios, cursos de postgrado, conferencias, ciclos, reuniones científicas de proyección nacional e internacional. Fue fundadora y directora del Centro de Investigaciones en Literatura y Cultura (CILC) de la Facultad de Lenguas y de su revista institucional “Bitácora”, que se edita desde 1998.

Incansable promotora de ideas, su vocación la llevó a trabajar en numerosas instituciones: la Asociación Argentina de Literaturas Comparadas, la Asociación Argentina de Literatura Francesa y Francófona, la Alianza Francesa de Córdoba, DICIFRAN (Asociación para la difusión de la civilización francesa) y la SAPFESU (Sociedad Argentina de Profesores de Francés de la Enseñanza Superior y Universitaria), entre otras.

Lidia Moreau fue capaz de interesarse y profundizar en campos aparentemente no vinculados a su especialidad, como la poesía del tango, la cual ejerció sobre ella notable fascinación y a la que dedicó varios de sus escritos.

Los libros de su biblioteca particular fueron donados a la Facultad de Lenguas y a la Facultad de Filosofía y Humanidades.